Ocho amistades

Llego la hora, de dejar el pasado y comenzar de nuevo... no me gusta que nadie me diga lo que tengo que hacer, soy demasiado independiente de mi misma. Otra cosa es que me aconsejen y me ayuden en todo lo que necesito, para eso están, aparte de ser mis compañeros/as. Y aunque quieras o no, eso se necesita. Como ahora, me invade la felicidad, me alegra saber que tengo millones de planes que hacer de aquí en adelante, saber que tengo varios viajes pendientes que hacer, con ellas, especialmente, las mejores amigas que puede llegar a tener una persona. No son mejores porque siempre salgan contigo o porque pienses que te quieren, sino porque las amigas de verdad no tienen escusa para quedar en cualquier momento con ellas, para contarle cualquier cosa y que te ayuden, para que estén en todos los momentos malos o buenos, son esas amigas que te sacan una sonrisa por cualquier estupidez o que te hagan llorar por la capacidad que tienen de expresas sus sentimientos... son las que te preguntan día a día como te ha ido el día entero, y que si te han ido mal ahí están para que eso no vuelva a suceder y que en cualquier momento se te olvide lo que es la tristeza y que te margines si hace falta en la felicidad. Que te demuestran que la vida son dos días y que hay que disfrutarla como sea con la gente que de verdad te quiere. Hay millones de veces que me surge la pregunta, ¿y por que ami? porque ami me toca tener estas amigas tan buenas si alomejor en algún que otro momento creo que le es podido fallar, que no he tenido ovarios para decirle a alguna que otra persona ``un par de cosas´´ que debería de haber dicho en cierto momento y que me lo he callado... y que con ellas no me callo nada, que si hace falta he saltado por cualquier cosa que no he pensado en las circunstancias de que son mi amigas, que muchas veces me paso de la ralla y ellas saben como soy, pero aún así siguen conmigo queriéndome... que me arrepiento de esos momentos, que los dejo en el pasado, pero que seguiré siendo yo que nada me cambiará que ellas lo saben y les da igual. Que si hace falta mentimos por ayudarnos unas a las otras, que es tan fácil decir te quiero que hasta a veces cuesta creer en si es verdad o no, pero lo que si me creo que ellas lo dicen de corazón.
Y sale el sol...

3 comentarios:

Judith Montaña dijo...

No dejes que nadie te controle, nadie!. Los amigos són una de las cosas más bonitas que tenemos peró vigila... que hay gente que se hace el hipócrita siendo tu amigo y luego te las clava por detrás...
Un beso :*

Alex dijo...

Me encanta el texto y el blog!!:^)



-A

israel pinto dijo...

te dejo por aqui mi link, aver si me suben las visitas jajaja
http://israelpintogonzalez.blogspot.com/