Vive la vida minuto a minuto y encontrarás en cada uno de ellos un motivo por el cuál recordarlo

Aprendí que de los errores se aprenden. Que el amor puede transcender el tiempo y la raza, y que tal vez puede ser perfecto y hermoso, por lo que merece la pena luchar hasta conseguirlo, pero también se tiene en cuenta que es frágil y desgarrador, y en ocasiones el sacrificio es necesario. Tienes que saber cuando retenerlo o dejarlo ir, aprender que a veces el mundo está en contra tuya y que no hay respuestas fáciles para cada tipo de palabra que se te presente en cualquier momento. Tenemos el problema que nos esperamos más de las personas que están a nuestros alrededor y pueden que tropecemos y aprendamos de que no todos nacemos con un manual de instrucciones para llevar la vida a la perfección. Con esto, es difícil no caer en la tentación de cometer errores una y otra vez cuando no se sabe lo que puede llegar a ocurrir, eso sí, es más fácil encontrar a una persona que sepa y entienda que nadie es perfecto. Esa perfección, ese amor e incluso si vuelve puedes descubrir algo en alguien más que de verdad ha estado todo el tiempo allí, intentando vencer al miedo y poder recogerte con todo su amor de nuevo.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

No me puedo identificar más con esta entrada, maravillosa. Escribes genial guapa.
Un beso, luis.

Alex dijo...

Nadie es perfecto...eso está claro:) estoy contigo en la entrada^^

Besitos

absurda.Soñadora dijo...

Definitivamente de los errores se aprende mucho :) me gusto tu entrada :) saludos.

lɑuretɑ dijo...

De los errores se aprende, y se mejora como persona :)

Blanca dijo...

Realmente tienes un don para escribir, me ha encantado todo tu blog!
Qué te parece si nos seguimos? Yo ya te sigo, espero que te pases por mi blog ^^
¡Un besito!